Con la caja de cambio DSG, los cambios de marcha son extremadamente suaves y apenas perceptibles para los ocupantes.

Lo que realmente hace destacar a este cambio totalmente automático es el hecho de que posibilita que los cambios de marcha tengan lugar sin interrupción alguna del flujo de potencia. En consecuencia, los cambios de marcha son extremadamente suaves y apenas perceptibles para los ocupantes. El cambio de doble embrague (DSG) cuenta con dos embragues en baño de aceite o en seco, dependiendo de la motorización que actúan mediante dos ejes de mando, con el embrague 1 engranando la 1ª, 3ª, 5ª marchas y la marcha atrás y el embrague 2 responsable de engranar la 2″, 4ª y 6ª marchas. Al realizarse un cambio de marcha, la siguiente marcha ya está preseleccionada, pero aún no engranada. Bastan tan sólo de tres a cuatro centésimas de segundo para que un embrague engrane mientras el otro desembraga. Esto permite realizar los cambios de marcha sin que el conductor lo perciba siquiera, y sin interrupción alguna del flujo de potencia.

Dependiendo del estilo de conducción preferido, la electrónica de control inteligente permite un ahorro de combustible de hasta el 10 por ciento en comparación con un cambio manual de 6 velocidades. El conductor puede accionar el cambio DSG® manualmente o permitir que los cambios de marcha tengan lugar automáticamente. En el modo automático se puede escoger entre el ajuste de cambio estándar, extremamente suave y bien equilibrado, y un modo de cambio con un carácter mucho más deportivo. Los cambios manuales se realizan mediante la palanca selectora o accionando las levas de cambio o los pulsadores situados en el volante equipados opcionalmente.

Si buscas un auto con Caja de cambio DSG, en Automotriz Daniel Achondo contamos con estos modelos que te invitamos a revisar (puedes hacer clic en ellos para ver esta y otras características):

Volkswagen Passat

Volkswagen Passat CC

Volkswagen Tiguan

Volkswagen Touareg

Volkswagen Panamericana

Škoda Fabia RS

Škoda Octavia

Škoda Yeti